fbpx

CONEXIONHR

CONEXIONHR

Mi viejo currículum ya no es lo que era

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hacer tu currículum es como estar en una habitación a oscuras llena de tus muebles y tus objetos de valor teniendo en tus manos una linterna.

Ehhh, ¡pero qué dice señora!

Te lo cuento poniéndome como conejillo de Indias:

En mi habitación hay un dobok, montones de certificados y elementos de Taekwondo que usé por muchos años para entrenarlo y enseñarlo. También mi corbata de árbitro.

Además, hay muchos objetos tejidos, lanas, agujas y hasta los tutoriales que hice para que las personas zurdas, como yo, pudieran aprender a tejer.

En otro rincón se encuentran mis libros de Psicoanálisis y Acompañamiento Terapéutico.

Ahora, además, mi compu está a todo ritmo llena de pestañas abiertas para poder matchear a los talentos con las empresas.

Con mi linterna voy iluminando aquellas partes de mi habitación que me son útiles al momento de dar a conocer al otro quien soy:

● Cuando tuve que tomar un acompañamiento en el que la usuaria tenía crisis imparables en la calle y se necesitaba a alguien que pudiera contenerla emocional y físicamente para que no se dañara ni dañara a los demás iluminé mi rinconcito como profe de Taekwondo y el de acompañante terapéutico… Lo puse en mi CV.

● Cuando trabajé con una señora adorable que en el pasado solía tejer, iluminé mi diploma de acompañante terapéutico y mi rinconcito de tejido, ya que eso la ayudaba a preservar sus áreas cognitivas que aún estaban conservadas… Lo puse en mi CV.

● Ahora, ilumino mi compu, que es el sitio en el que me encuentro hoy, pero también de refilón, sigue estando presente mi background anterior cuando te pido que no pongas la dirección exacta de tu casa en tu CV porque es peligroso (estrategias de defensa personal), o hago un seguimiento de las necesidades de cada candidato en particular (la escucha del acompañante terapéutico).

Entonces: para mí, hacer tu currículum es como estar en una habitación a oscuras llena de tus muebles y objetos de valor teniendo en tus manos una linterna.

… y sos vos quien decide dónde poner el foco para iluminar, de tooodooo lo que sos, aquellas cualidades que van a ser funcionales a tus objetivos particulares. Iluminá todo aquello que sea un valor agregado, lo que hace que destaques en ese momento y en ese lugar.

Espero que esto te ayude a elegir aquello que sea más significativo al momento de definir qué poner y qué omitir en tus CVs (así, en plural, porque es importante aplicarlo en el caso por caso).

Ah, y también puedo cargar 6 platos en una mano porque fui camarera… pero eso no lo pongo en mi CV, porque sólo me sirve para los encuentros familiares, ¡jaja!

Como decía Bruce Lee: “Be water, my friend.\”

 


 

Sobre la autora: Soy María Fernanda Ogni, estudié Psicología y hoy me dedico por completo al IT Recruiting. Me gustan las artes marciales, leer y tejer. Me pueden contactar por: mariafernandaogni@gmail.com.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

2 thoughts on “Mi viejo currículum ya no es lo que era”

  1. Me encanto, me traslade en esa habitacion y vi cada detalle en tu lectura… Hermoso, Gracias por compartir lo que muchos omitimos

Leave a Comment

Your email address will not be published.

en_US
es_ES en_US
💬 ¿Necesitas ayuda?